jueves, 22 de enero de 2015

I can't remember the last time I felt this happy

Estoy en dos proyectos–y hay otro por ahí que no he empezado pero igual viene–que me emocionan, me motivan y me devuelven las ganas de salir a gritar que todo es bello Estoy trabajando con personas que me aprecian y me valoran y eso hace que yo me aprecie y me valore. Yo sé que no está bien poner your selfworth en manos de los demás, pero no es un secreto que cuando tienes cero autoestima you get your praises where you can get them. 

Ayer fue una lectura con un director que admiro y que se ha convertido en un apoyo y un amigo increíble con una actriz talentosísima a la que quiero muchísimo. Fue muy sabroso y ya empezamos a explorar. Cuando las cosas se hacen bien, que no siempre hay tiempo, ganas o dinero para hacerlo así en esta patria devaluada, los actores pasan por un proceso divino de descubrimiento, exploración y búsqueda de verdad escénica. Vas construyendo al personaje, prestándole cosas tuyas e inventándole unas nuevas, todo de la mano del director. Ayer me imagino que el director nos puso a leer para ver si había química, que es imposible de fingir y hubo más química que todo lo que aprendí en bachillerato. Gozamos las dos, creo que vamos a hacer una miniobra más que digna. La historia es buena y verosímil, las dos somos actrices formadas y con experiencia. La lectura me hizo recordar por qué soy actriz y que sí sirvo para este oficio al que quiero seguirle dedicando mi vida. 

Hoy fue el primero ensayo con quien yo creo que es el mejor director de su generación. Es un montaje más grande, más largo y será más difícil porque está totalmente fuera de mi comfort zone. La energía del grupo fue brutal, todo el mundo es talentoso y pana, son gente easy going pues. Tengo que aprender a hacer cosas que no sé hacer y de ahora en adelante voy a ser demasiado marica con el uso de mi voz. De ahora en adelante, hablaré lo necesario. No voy a gritar, ni acabar los trapos, ni fumar. Voy a cuidar mi instrumento like a motherfucker. 

Todo porque estaba usando las medias como Dobby que a great man gave me. Es en serio que cuando me pongo las medias distintas, good things happen. (El año pasado me las puse distintas todos los días y todo fue una mierda, pero eeeequis, este año sí). Quedé en algo. Alguien quiere trabajar conmigo en la capacidad que sea, alguien sabe lo duro que es y que a pesar de que soy inmamable y a pesar de que mi humor es negro como el bigote de Maduro, soy responsable, puntual, cumplida y razonablemente talentosa. Or talented enough, at least. Me castearon en algo, es tan arrecho que casi ni me lo creo. 

No seré Eugenia Blanc, pero ser estas otras tres mujeres hace que esa verdad horrible duela menos.  

Se me había olvidado la última vez que me sentí así de contenta. Por más que haya buenos momentos, siempre la depresión, la rabia, la frustración y la desesperanza revolotean... no, esa no es la palabra... siempre están suspendidas ahí, siempre flotando como un genio sobre la alegría de una. 
Today I feel sooo talented and so worthy que ninguna sombra ni recuerdo del año pasado me lo puede quitar.  

miércoles, 21 de enero de 2015

La verdad

La verdad es que han sido más tipos buenos que malos. Hombres buenos, sí, buenos para mí, no tanto. 

Yo me vivo quejando de que son todos unos huevones, pero no es la verdad. Son muchos huevones, pero no todos. La verdad, al final, es que han sido más hombres Meh! que hombres malos. No es que me hayan hecho daño, no es que me hayan tratado de joder o que hayan llegado a joderme. Es que no pasó nada. No pasó nada within me. No hubo fuegos artificiales, ni romance, ni emoción, ni carcajadas, ni brillo, ni destellos, ni violines, ni cañonazos... Muchas veces, no hubo ni lágrimas. 

Sí, yo sé que el amor no tiene que doler. También sé que el amor tiene que importar y la verdad es que para estar con un tipo que no me importa, coño, prefiero estar haciendo ejercicio o leyendo.

Me pregunto si es que me volví ladilla, hiperexigente, amargada y cínica. Creo que he sido todas esas cosas desde siempre. Una vez más, lo que aplica en mi vida profesional aplica aquí también: no quiero conformarme. ¿Por qué tengo que ir al cine con un tipo que cuando me agarra la mano, la mano no me suda? ¿Por qué no sonrío como una idiota cuando me escribe, ah? ¿Por qué no puede ser más, porque no puede ser mejor? ¿Por qué no puede emocionarme para desvivirme por ser mejor para él?

Tengo demasiados años sin sentir eso.

Igual, no es su culpa. Todos esos hombres van a hacer a otras mujeres sentir todas esas cosas. No serán maripositas sino pterodáctilos, no serán fuegos artificales sino bombas atómicas. Hay hombres buenos en Venezuela, genuinamente buenos. Considerados, respetuosos, caballerosos, cómicos, cultos, responsables, románticos, interesantes e interesados. Claro, no hay uno que tenga todo eso al mismo tiempo que es como yo lo quiero. Hay hombres que son buenos ciudadanos y buenos novios, digo yo. Tengo amigas que tienen a su lado hombres maravillosos que eran mean to be para ellas. Tengo otras amigas que están con carajos cualquier vaina porque fue el primero que llegó y les dio miedo dejarlo ir. Ya no me pongo a hablar paja de las que viven así, porque cargo con tantos miedos que no me atrevo a criticar los de los demás. 

Me eché full la culpa por no poder enamorarme de estos señores, pero ¿cómo me iba a enamorar si ni siquiera trataban de conquistarme? Para casi todos, yo también era como una manerita de ocupar el tiempo. Fui la foto que se le podía mostrar a las amigas Susanitas cuando preguntaban si estaban saliendo con alguien.  No conocí a ninguna de las Susanitas, porque uno siempre sabe. Uno siempre sabe cuando las cosas no van a pasar a mayores. 

Desde el principio la intuición es transparente, aunque uno no lo sea. 

Amo como cantan, pero no soy una princesa de Disney. No necesito que nadie me rescate ni me acompañe. De hecho, creo que mi decisión de ir a manguarear sola a todas partes–TODAS partes, incluye cine, teatro, bautizos, matrimonios, juegos de fútbol, cenas, cumpleaños y parrilladas–debería estar constitucionalmente garantizado. 

Ellos no son tan malos como parecen y yo no soy tan buena como me describo, tampoco. O sea, es paja que cuando un hombre sale con que "está ocupado" yo me quedo tejiendo escarpines para nuestra futura prole. Es paja que si ellos salen con alguien más, yo me quedo dignamente en mi casa esperando que regrese arrepentido. De hecho, busco con quien salir y si puedo me doy los besos porque no vengas tú a ser tan descarado. Claro, no sirve de nada que hasta las alternativas sean Hombres Meh! 

Es por eso que este año, va a cambiar todo. Ya no voy a salir con tipos por salir, no voy a salir por sudar la camiseta. El año pasado fue, por largo, mi peor año en toda mi vida incluyendo en el lado sentimental. Sólo cuatro tipos en un año se me medio acercaron. Epa, aplausos para ellos porque hay que ver que querer cogerse a alguien que se puso de ese tamaño es como ¡COÑO! No todos lo lograron porque, bueno, desidia y cero autoestima. Además, lo primero que se va cuando uno está deprimido, o bueno, cuando yo estoy deprimida es el sex drive. It's just how it works. Si te odias cuando te ves al espejo está muy jodido sentirte bonita y sexy. No he debido salir ni involucrarme con ninguno porque yo estaba bien, ahora lo sé. Lo que pasa es que cuando estás en la mierda hasta un pitillo que flota puede ser una salvación, la reencarnación de nuestro señor Jesucristo. Te aferras a todo. Te aferras a cualquiera. No puse mi salvación en las manos de ninguno, porque casi todos fueron Hombres Meh! pero coño, si te quieres suicidar es lindo que suene el teléfono. Te suicidas, pero después de atender esa llamada.

De nuevo, este año voy a cambiar todo. No voy a seguir saliendo por no suicidarme o porque en la calle no hay torta ni un pote enorme de Haagen Daz esperándome en el freezer. Voy a salir con carajos que me parezcan genuinamente interesantes y con quien me pueda ver. Los Hombres Meh! que vayan a salir con mujeres que los consideren increíbles y arrechísimos, yo no puedo seguir riéndome de chistes de mierda, ni interesándome en hobbies tan poco appealing para mí. No puedo imaginarme que algún día ese beso me va a emocionar. Yo sé que el amor puede nacer de cualquier parte, pero la química y la chispa inicial no son fingibles. Los orgamos, sí, pero he tenido tan mala suerte con eso que mira, I can live without them por un rato. 

I am looking for myself. For the Me I lost. I am also hoping for an actual, real, meaningul, life changing connection. No me importa esperar, con tal de no tener que seguir fingiendo interés por alguien que es más salvavidas que date

jueves, 15 de enero de 2015

Confesión # 94

Me gusta escuchar obsesivamente en repeat un disco nuevo por dos semanas más o menos hasta que se me incrusta.

Me gusta cuando suena ese disco que se había incrustado y me vuelve a encantar.

Me gusta Title de Meghan Trainor porque tiene una canción que se llama 3am que es sobre escribirle borracha a alguien en la madrugada y me proyecto.

Me gusta pararme a aplaudir una obra que me haya encantado.

Me gusta el teatro que te cambia la vida.

Me gusta, no, me encanta subrayado y con estrellitas un libro que se llama The Art of Racing in the Rain. Es uno de los libros más conmovedores que he leído en mi vida y todo el mundo que sea humano debería leerlo para vivir.

Me gusta creer que voy a estar bien y que si sigo trabajando duro por mis sueños los cumpliré uno por uno.

Me gusta reírme sola en pleno Metro o en cualquier calle porque me acordé de un meme.

Me gusta dejar conversaciones abiertas y releer las conversaciones con tipos que han sido más importantes de lo que les hago creer.

Me gusta él. Me va a gustar siempre.

Me gusta que cuando estoy con alguien no trato de cambiarlo.

Me gusta ser entregada y apasionada a pesar de todas las veces que mis apegos me han dejado doblada del dolor.

Me gusta contar las sílabas de las palabras con los dedos hasta llegar a un número que sea múltiplo de diez. Es lo único medio OCD que hago.

Me gusta cuando me acuerdo de mis sueños.

Me gusta que en esas conversaciones que releo descubro piropos que pasaron desapercibidos en su momento.

Me gusta decir que soy del Mater. Todo lo mejor de mí vino de ahí y de mi familia.

Me gusta admitir que lo malo es culpa mía.

Me gusta imaginarme lo que va pensando la gente mientras camina.

Me gusta practicar mi acceptance speech del Oscar en la cola.

Me gusta imaginarme que me está entrevistando Conan o Ellen.

Me gusta imaginarme que le hago la suplencia a Ellen una semana y le desordeno toda su oficina y grabamos en vivo su reacción.

Me gusta pensar mientras corro.

Me gusta hacer pole dance, for real.

Me gusta ver videos de ballet en YouTube.

Me gusta todo lo que hace Misty Copeland.

Me gusta ver videos de Mindy Kaling y Jennifer Lawrence en talk shows.

Me gusta ver los roundtables de THR.

Me gusta hacer el guión de las cosas que he debido decir y nunca dije.

Me gusta cuando D'Artagnan me ve invitándome a jugar. Sólo me tiene que ver y yo entiendo qué quiere, es increíble cómo se comunica.

Me gusta tratar de hacer cálculos sin sacar la calculadora.

El problema no es el mal actor, el problema es que ustedes le digan que es bueno

conflictivo -va. 1. Adjetivo que significa ‘que genera o plantea conflicto(s)’ y se dice también del tiempo, la situación o la circunstancia ‘en que hay uno o muchos conflictos’


Fuente: rae.es. 

Señalar la mediocridad no es ser conflictiva. Ser conflictiva es inventar y crear problemas, es pelear con gente porque sí. In my work, I don't do that. Es obvio que yo me arrecho siempre. Estoy tratando de arrecharme menos, eso sí.  ¿Cómo no quieren me arreche si lo que hicieron está mal? ¿Cómo no quieren que me arreche si la "industria" COÑO "cultural" COÑO de este país ha acostumbrado al público a ver cosas mal hechas? Y el público, como no sabe, se lo queda, lo agradece, lo alaba y lo aprecia. Nos debería dar vergüenza lo que le hicimos al público. No es culpa del público. Es culpa del gremio artístico, en el cual me incluyo, que le dio migajas. Es culpa mía por no atreverme a hacer cosas que sé que pudieran ser mejores. Por lo menos tendrían mejores títulos que Hombres y Mujeres, Veinte Para Mi Cuarto Versión Sexy Hot. ¿Cómo no quieren que me arreche si los actores llegan tarde a las lecturas, a los ensayos y a las funciones porque estaban en un bautizo, merienda o en la obra de otro pana? 

Claro que me arrecho. 

¿Si no me arrecho yo, quién se arrecha? Si no critico yo, lo que me rodea, lo que conozco y lo que sé, ¿quién va a hacerlo? Cuando digo yo me refiero a todos los artistas con criterio que me rodean. Todos lo decimos entre nosotros, todos entendemos que hay más teatro malo que bueno, más películas malas que buenas, más televisión mala que buena. La única que lo dice en público y en su blog, soy yo. Joan Rivers no se hizo Joan Rivers jalándole bola a todo el mundo o mintiendo. Sí, a veces soy muy dura. Sí, tengo que expresarme más politely para no herir a mis fellow actors. Les pido perdón a todos los que no me pidieron su opinión e igual se las di. Les pido perdón a todos los que herí diciendo que su obra era una mierda, en vez de buscar una frase más bonita para decir que su obra era una mierda. Perdón, no subestimo ni descarto su proceso, de verdad. Prometo manifestar mi desagrado de una manera más linda, para que no les duela. 

No estoy dispuesta a hacer es a perpetuar el círculo de mediocridad. No voy a decir que una obra es buena cuando me pareció mala. No voy a decir que la novia del productor es una gran actriz. No voy a decir que ella era mejor que cualquiera de mis amigas actrices que se han partido el culo estudiando. No voy a decir que tiene más mérito actoral un hombre que tiene cuadritos, porque lo que tiene es mérito deportivo o atlético. No voy a decir que inventaron el teatro si están haciendo la misma vaina de siempre. 

En esta cruzada, sé que prevaleceremos los que somos actores, no los que quieren ser famosos. En esta cruzada, no me importa ser la única vocera. Decir que Miss Ocumare de la Costa 2007 es una gran actriz nos perjudica a todos. Decir que Miss Ocumare está muy mal y le hace falta técnica y estudio es lo que nos puede salvar. El teatro nos puede salvar, si nos esforzamos en hacerlo bien y le damos la importancia que tiene. 

No sé, de repente para ellos tomarse el trabajo en serio, exigir our money's worth y no llamar a las cosas por su nombre es ser conflictiva, pero su opinión no cuenta porque ni han leído el diccionario.  

Things I have to work on

Que me deje de dar miedo todo.
Que finalmente pueda decir que hablo francés.
Escuchar mejor música.
Leer libros nuevos y diferentes, no los mismos diez que siempre me hacen llorar y refuerzan mi tristeza.
Caminar más.
Comer mejor. O sea, sí, ya no parezco un elefante con peos hormonales, pero igual me falta para estar como estuve. Una vez que llegue a eso I can let go again muaaaajajajajaa.
Entender mejor lo que quiere y necesita D'Artagnan.
Mis vínculos familiares. Soy muy adolescente en eso, me da ladilla quitarme mi mono de los Minions para ir a saludar que si a una abuela, pues. Seh, seh, yo sé que la familia es lo más importante y que es lo único que queda, que nobody has your back como la familia y tal pero a veces prefiero ver cómo la suegra de Mindy Lahiri la destroza que responder las preguntas indiscretas de mis tías sobre la procreación y el futuro.
Stop being angry.
Dejar de decirle a la gente exactamente lo que pienso. O sea, al final es verdad que nadie me preguntó.
Voy a dar la mejor parte de mi opinión cuando me la pidan. Es decir, en vez de decir cosas como "marica, estás sobreactuada porque tu director es un mediocre y la vestuarista te odia" voy a decir "creo que a veeeeces es too much, me encantó el momento donde el telón se bajó y las luces muy lindas."
Voy a cuidarme emocionalmente. Por ahora no voy a salir con nadie. Voy a estar bien yo, primero. Más adelante cuando me cure, no voy a salir con tipos que no me atraigan burda, mínimo. Me da flojera seguir saliendo por sudar la camiseta y por ver qué pasa. Si hay algo que conozco bien es qué cosas me calo de un hombre, qué cualidades busco. I have standards, de ahora en adelante.
Lo de los múltiples miedos es tan importante que lo voy a poner dos veces.

martes, 13 de enero de 2015

No es que yo sea una loca, es que tú eres un falta de respeto

Taima, eso no es 100% verdad. Yo estoy un pelo loca, pero loca bien. Es decir, soy loca para las cosas que hay que ser loca. Ejemplo: para tener una columna de relaciones en una página que podría terminar leyendo mi abuelita y un blog donde hablo de los hombres que  me han querido y de los que no.

Vamos a decir que soy como Lady Gaga, loca con un propósito, pues.

Así como yo admito que estoy loca, necesito que tú admitas tu parte de la culpa también. Nos conocimos y nos amamos en el segundo trago. Tú sabes que yo no lo estoy inventando.  Después de que me pediste el teléfono pasé casi 20 horas esperando que aparecieras y la verdad es que fueron horas sabrosas. Las maripositas, la incertidumbre, el juego, la conquista, la cosa y la esperadera, tienen su encanto de verdad que sí.

Apareciste a las 12:30 de la noche y yo no te respondí, porque pensé que esa señal iba a ser suficiente para que entendieras que yo sí, como hago stand up estoy acostumbrada a trabajar de noche pero puta o, como se dice ahora, prepago no soy. Al día siguiente una vez más me escribiste en un horario con el cual no me siento cómoda y te lo dije de la manera más cordial y educada que pude. Odio a la gente que se cita a sí misma pero es mi columna y puedo hacer lo que me da la gana: “Hola Fulanito, como que no quedó claro ayer. Por favor, no me vuelvas a escribir a esta hora. Saludos.”

Al día siguiente, porque eres bruto, machista e irrespetuoso me volviste a escribir, qué descarado, a las 11 de la noche. Mi respuesta fue la siguiente: “mira, coño de tu madre, déjame explicarte. Estás chévere y parecías ser normal pero YO NO SOY PUTA, yo no funciono en horario de burdel. No tengo pimp pero tengo amigos y la próxima vez que me escribas en este horario indigno te vamos a ir a caer a coñazos entre todos.” Tú respondiste que me calmara y que no fuera loca.

Te escribo para decirque que no es que yo sea loca, es que tú te ponchaste, ¿entiendes? Tres intentos. Para la próxima, mijito: después de los 25 las mujeres sabemos que valemos más que ser el culito de las tres de la mañana. Yo tengo espejo en mi casa y sé cuánto valgo. Si yo quiero un jueguito de madrugada, serás el primero en enterarte. Pero que tres–¡TRES!–veces hayas creído que me puedes coger sin mínimo invitarme a cenar antes, te hace a ti un loser con demasiada imaginación y a mí una tipa seria y digna que no va pendiente de agarrarse a un falta de respeto, poco caballeroso, bruto como tú.

Si consigues a una indigna por ahí que vaya pendiente de eso, te felicito pero tienes que mirar para abajo entonces. Ninguna mujer que valga la pena se va a dejar ir a buscar en el plan que esté a la una de la mañana para ir a pasear con un tipín como tú. Y si lo hace, ya se le pasará. Hay un día glorioso en el que todas nos damos cuenta de que no queremos eso o que no queremos eso contigo.

Por último, borra mi teléfono. ¿Aaaah que no lo vas a hacer? Bueno, que te lo roben. Besitos.

lunes, 12 de enero de 2015

Confesión # 93

¿Por qué me sentía culpable por viajar? La verdad es que sí sé. I technically could't afford it y por eso me sentía culpable a cada rato. Gasté mis dólares CADIVI/CENCOMOSELLAME imaginarios que no tengo, pero total, ya le debo las nachas al banco. Una maleta de ropita más, una menos.

A mí me sigue sabiendo a mierda lo que ustedes opinen de mí. Seguiré insistiendo en que eso es una virtud.

No son mis amigos porque sé, que en el fondo, saben que soy una gran amenaza para sus carreras en el momento que I get my shit back together.

Toda la gente arrecha que conozco se cuestiona y se deprime en algún momento.

Ya tengo el hábito de usar reloj, desde que empecé a usar el Polar para trackear mejor mi progreso atlético.

Food is no longer an issue. Lo logré en Miami, who would have known? Creo que vivir en Caracas hizo que se exacerbaran mis miedos, porque bueno patria insegura reasons y mi ansiedad. En Miami estuve en absoluto control de lo que comía por primera vez en meses y fue finísimo.

Después la cagué en San Antonio, no por ansiosa sino por golosa. Comía como una vaquita y saben qué? Je regrette rien, la pasé increíble.

Yo tengo suficiente como para no quejarme nunca pero soy una inconforme, pues.

Cuando me obsesiono, nadie se obsesiona como yo. Desde que me bajé el soundtrack de Into the Woods, no lo he dejado de escuchar sino cuando hago ejercicio.

Voy a ser más flexible con los tigres. Si el tigre me da real para actuar más, lo voy a aceptar. Si me da plata para irme a actuar, más todavía. No soy una vendida, soy una tipa que entiende que todas las metas requieren sacrificios.

I have a feeling, pero como el año pasado I had a feeling sobre Eugenia y that took me nowhere, voy a ser más cuidadosa con mis feelings.

Lo extraño horrible pero odio cuando aparece. I will always remember him fondly, eso sí.

La regla de este año es: does this hurt me or anyone else? Si la respuesta es que sí, no lo publico ni lo hago.

A menos que ese alguien se lo haya buscado, que tiende a ser el caso.

Mi capacidad para perder el control es una de las cosas más difíciles. Salí con un tipo por unos meses y me tenía que morder la lengua demasiado duro para no decirle lo que de verdad pensaba cuando me hacía arrechar. Puedo ser muy mala cuando me arrecho y no me gusta eso de mí. Claro, al día siguiente me duele la cabeza y no sé cómo lidiar con toda la mierda que quería gritarle, pero para eso iré al psicólogo.

Lo único que no justifico en el blog son las confesiones, como una metáfora, pues. Justifico as in cómo se alinean y que no explico más. Hashtag clever wordplay.

Cada vez que escribo "ustedes" hablo más con todas las mujeres que soy que con todas las personas que leen.

Este año seré mi favorita y aplacaré a todas las demás que son parte de mí, pero que no son buenas partes.

A veces corro desde el estudio hasta mi cuarto porque está oscuro y me da miedo que una presencia rara me siga.

Mi perro me está enseñando a ser mamá.

Me moría por devolverme para verlo. Me hizo más falta que nadie.

Cuando pude mudarme no lo hice por floja y por cómoda, pero me decía que era para ahorrar. Hashtag autoengaño.

Todo lo que no me gusta de mi vida y de mi situación ha sido mi culpa y de nadie más.

El otro día escribí "típex" mal en Twitter y me sigo crucificando por no saber que era con i. De verdad, I didn't know, I am sorry.

Acabo de googlearla, resulta que encima tiene tilde o sea que el que me corrigió también estaba mal. Manquesea jejeje.

Creo que es el primer ortográfico que he tenido en mi vida, se siente horrible.

El año pasado no leí tanto como siempre y creo que eso tuvo que ver con mi estado cuasisuicida.

Hubo un día del año pasado que no leí at all. Nunca en mi vida, óigase bien, nunca en mi vida había pasado un día sin leer. Siempre tengo un libro encima o en el celular.

Easily corrected, pero igual, que chimbo.

Casi nunca me baño los domingos porque me hace sentir joven, como cuando Shakira era chévere y un ejemplo para nosotras en vez de un producto para las gringas.

No he lavado mi sweater de Hogwarts en casi un mes y mira, me sabe a mierda porque es muy lindo y me da miedo que se me pierda/destiña/joda en la lavadora.

And yes, mi sweater de Hogwarts me hace sentir más valiente unos días e invisible otros. It's a very important cloak para mí, pues.

Creo que sé cocinar. O sea, ya no se me queman tanto las cosas, prendo hornillas sin miedo y tal. Quién iba a decirlo, vale.

Me encanta caminar por Caracas, a pesar de todo.

Si tuviera todo el dinero del mundo, lo gastaría en desarrollar una tecnología para respirar bajo el agua como la Sirenita o para jugar Quidditch como Harry Potter.  

Hice algo que es chimbo ahorita pero que sé que es bueno a la larga para mí, porque I want to be smart about my emotional health también. Hay gente que dice que o manda el corazón o manda la cabeza, pero yo digo que ahorita tiene que reinar la cabeza. I stopped seeing a guy que no era bueno para mí. Aplausos.