lunes, 21 de abril de 2014

Cambiar el resultado es cambiar el procedimiento. Parte 1.

Tengo toda la vida esperando. Toda la vida yendo a castings, toda la vida queriendo estar en proyectos, toda la vida resintiendo a los que no me ayudan, a los que no me llaman, a los que no me castean. Tengo toda la vida esperando una oportunidad y soñando cada vez que se lo dan a a catira. Tengo toda la vida llorando porque mi carrera no es lo que yo quería que fuera. Tengo toda la vida soñando y tengo toda la vida creyendo que sí. Nadie ha tenido tanta esperanza como yo. 

Eso que describo suena muy pasivo y la verdad es que si bien he podido hacer muchas cosas más, ya hablaré más de eso, he hecho cosas. En serio, sí he hecho cosas. Hice un blog, hice radio, hice castings, hice contactos, hice stand up, hice un equipo de impro, hice cola para comprar libros, hice cursos, hice talleres, hice amigos, hice relaciones públicas. Nada de eso ha sido suficiente, pero quiero que se entienda la distinción entre sentarme a llorar en el mueble comiendo helado y hacer ejercicio seis días a la semana además de hacer mi propia mantequilla de almendras para que cuando finalmente llegue la oferta no me reboten por gordita. 

He sido disciplinada, he sido paciente, he sido buena. No he saboteado ni menospreciado el trabajo de ninguna actriz (actriz de verdad, no modelos ni prepagos de un solo nombre que ofenden la profesión). No me he llevado a nadie por delante para estar aquí. No sé bien lo que "aquí" significa, pero sé que es un lugar diferente a donde empecé. Nunca en la vida he hablado paja de otra actriz, siempre he compartido la información de los castings y siempre he recomendado a actrices cuando el proyecto no es para mí (léase que no me gusta porque es malo) o cuando es demasiado difícil para mí o cuando no puedo porque tengo otra cosa durante ese momento. De hecho, estoy segura de que quedé en Movistar Hey Solcito porque al salir del casting les dije a las que estaban esperando que googlearan la letra de la canción para que la pudieran medio rimar y preparar de antemano. Después terminé empatada con el novio de una de las jevas a quien le soplé, pero él ya ha salido lo suficiente en este blog. 

Yo dejé de fumar. Si eso no es querer hacer cosas, no sé qué califica. Dejar de fumar fue el ejercicio de voluntad más difícil de mi vida, ha sido lo único más difícil que el stand up. Pagué muy caro eso. La obra que originó la promesa no se dio, una vez más no obtuve lo que quise y me rompió el corazón mil veces. Mi esperanza gigante y mis sueños enormes no son proporcionales a una mujer de mi tamaño. Por eso me duelen mucho más cuando se rompen que a una persona normal. Mi imaginación y mis expectativas se han llevado lo mejor de mí, siempre. El hecho es que dejé de fumar y me dio fue por comer. Cada vez que quería un cigarro, comía. Durante el día, me provocaban 20 cigarros. 20 cigarros de la caja que me fumaba diariamente, que a veces todavía extraño. Si comes "merienditas casuales" que eran casi siempre chocolates y dulces 20 veces al día, es de cajón que vas a engordar no importa cuánto corras, subas cerro o bailes reggaetón toda la noche en tacones. Engordé como loca. Una vez me pasaron por al lado dos personas que solían trabajar conmigo todos los días y no me reconocieron. La gente me decía cosas como "ah, te ves bella así más gordita y con la cara redonda" (fuckers!) y yo hacía lo de siempre: bebía hasta la inconciencia y cuando llegaba a mi casa me encerraba a llorar. No tenía control sobre eso. La ansiedad fue demasiado para mí y supe lidiar con mi falta de nicotina como lidio con todo lo que me jode en la vida: autodestruyéndome. Haciéndome daño comiendo. Eating my feelings away. Una mujer que sólo comía chocolate en los días más álgidos del PMS o de la regla, se convirtió en hiperfan de las cosas dulces. El día más extremo fue el día que compré un coffeecake en Franca de los grandes. Le di un pedazo a Diana y a una de sus roommates, mi mamá se comió otro en la noche y al día siguiente no había más porque yo me la había bajado. Cual Bridget Jones, me comí la torta llorando porque no tenía control sobre estarme comiendo la torta. Llegué de NYC, sintiéndome validada y talentosa, buena y capaz, pero con el botón del blue jean desabrochado y una camisa larga y holgada que escondiera el hecho de que no me había cerrado el fucking pantalón. Claro, no hay camisa que tape la vergüenza de que a los 28 años you can't afford new jeans, ni siquiera con CADIVI. 

El año pasado dejé la radio porque estaba en una radio por Internet. Radio por Internet, técnicamente no cuenta todavía. Una de las gerentes had no clue whatsoever as to how to run a radio and/or talk to adults. Aparte de eso, Yo me fui de la radio porque uno es lo que uno hace. Si yo seguía llamándome actriz, pero seguía trabajando como locutora, no iba a ser sino locutora el resto de mi vida y la actuación iba a ser el plus. El bono. El extra. Y no. Yo nací para actuar, solamente porque eso es lo que he querido toda mi vida and that is enough. 

Claro, ayudó que mi jefe fuera una persona cuyo ego era infinitamente más grande que su talento y un pain in the regular ass. Taima. La radio cuando se hace bien es la cosa más bella del mundo. Antes de estar en Internet, estuve en Hot hasta que me botaron. Ahí aprendí todo lo que sé. Eso sí, ahora, en perspectiva, como todo TED Talk y cualquier memoria que esté en el NY Times Best Seller List, que me hayan botado de Nos Vemos a la Salida fue lo mejor que pudo pasarme. Lo primero es que, dejé de trabajar con una persona que lo que hacía era tapar mi luz para que la suya brillara más. Imagínense una linterna tratando de brillar más que el sol... OK, eso quería hacer dicha persona. Ahí empecé a usar palabras como energía negativa, mala vibra, etc. Uf, era todas esas cosas juntas y más. Era un bloqueo y un ancla. Lo segundo, es que me sacó de mi comfort zone. Irme de la radio fue la decisión más valiente de mi vida, cuyo pay off sigo esperando. Digo valiente porque pasé de tener suelo y estabilidad económica y laboral a no tener nada. 

En NYC pasé hambre, en Caracas también, mi poder adquisitivo es nulo, la poca plata que hago de vaina cubre mis gastos y a los 28 años sigo viviendo con mi papá. Cada vez que alguien habla de que me vaya de Venezuela me río burda porque el pasaje que puedo pagar es a Margarita. En Ferry. En segunda clase. Me frustra horrible. Me mal acostumbré a la libertad económica de la radio (radio de verdad, no por Internet). Poder adquisitivo significa poder de decisión. No puedo tomar decisiones, ni puedo comprarme una merienda en la calle si tengo hambre, no puedo comprarme una camisa linda para ir a un casting, el maquillaje que tengo me tiene que durar para siempre y no puedo usar las manos, porque no sé cómo hacer para pagar la peluquería. Sí, hay gente que pasa hambre y que sus hijos están enfermos. Ellos tienen su cruz y yo tengo la mía, vayan a ser intensos en otro blog. Para mí no existe la opción de alquilar, de mudarme, de vivir por mi lado, de experimentar la vida como una mujer, como una adulta. No sé qué es ahorrar, tengo un año sin comprar ni un dólar y cada vez que pienso en el futuro me asusto porque no quiero ser una pelabola el resto de mi vida. En serio, estoy tan mal económicamente que hasta la gasolina me parece cara. Dejé de comer sushi, dejé de comprar libros, dejé de salir a rumbear, dejé de invitar amigas a cenar, dejé de ir a cenar, dejé de tener vida social, dejé de irme de viaje, dejé de ir a la playa, al cine, al pole dance... Dejé de hacer vainas que a mí me gustan y eso es chimbo. Me pone triste que mi calidad de vida sea una mierda, ya y eso no me hace una cotufera. La vida no tiene por qué ser mediocre. Yo debería estar en el psicólogo y no tengo cómo pagarlo. 

No importa cuánto trates, cuando haces lo que yo hago, la opinión de los demás puede afectarte. Los demás, opinan que yo nunca soy suficiente. Entonces, yo me creo insuficiente. Ojo, esto no es culpa de nadie sino mía. Yo acepto que yo me dejé joder. Acepto que nunca he debido escucharlos, acepto que he tenido demasiado miedo, que no ejecuto mis ideas, ni escribo mis guiones, ni produzco mis vainas, ni le echo bola. Yo acepto que es culpa mía. Acepto que la he cagado, acepto que opino de más, acepto que debo ser más diplomática, acepto que la responsabilidad la debo poner donde recae, acepto que he pasado demasiado tiempo buscando culpables, acepto que no me he enfocado en las soluciones. Acepto que soy una cobarde, acepto que no me he sabido abrir los caminos, acepto que no confío en mí, ni en mis ideas, ni en mis historias, ni en mis talentos. Acepto que no sé si alguna vez tuve alguno y que me gustaría saber que todo lo que alguna vez creí me lo imaginé or what. Acepto que no me sabe a mierda que no me den trabajo, que sí me duele y que no entiendo por qué me perciben como me perciben. Si bien es verdad que soy burda de hater, yo nunca le he hecho daño a nadie. Claro, siempre hay una mmhva que manipula y hace un show frente a todo el mundo donde me señala como Voldemort, pero de verdad son mmhvas y si ellos se lo creen y no ven el show y la manipulación por lo que es, pues se merecen trabajar con ellas y no conmigo. Acepto que he confiado demasiado. Acepto que tengo echarle más bola. Acepto que es mi responsabilidad ser motor de mi carrera. Acepto que no soy perfecta para todos los papeles. Acepto que no quiero hacer las cosas porque si las termino haciendo y son una mierda me va a devastar emocionalmente. Acepto que tengo que trabajar en mi autoestima y no sé cómo empezar. Acepto que no estoy bien, pero que sí quiero estarlo. Acepto que para que las cosas cambien, tengo que cambiar yo primero.

No quiero vivir esta vaina más. Quiero ser buena, quiero ser exitosa, quiero ser próspera, quiero ser apreciada, quiero que mi talento sea validado, quiero trabajar mucho, quiero dejar de tener miedo, quiero confiar en mí.   Vamos, pues. 

Anuncio importante

Yo quiero ser Tina Fey.


¿Dónde empezó Tina Fey? Haciendo improv.

domingo, 20 de abril de 2014

AUTOAYUDA





#ActuarActuando mientras consigo cómo escribir. Cuando no es el chingo es el sin nariz, no te digo yo.

domingo, 30 de marzo de 2014

Si yo fuera Capriles me pararía demasiado

No estoy segura de la fecha exacta, pero le empecé a echar los perros a Capriles durante su campaña de las primarias. Ha sido mi caballo desde hace más o menos tres años. Recuerdo haber pasado reuniones completas hablando de por qué era el que más me gustaba, a secas, sin esta cosa loca de querer ser su novia también. Cuando podía ser objetiva, decía que era el mejor. Ya no puedo ser objetiva. Lo amo como hombre y eso permea y hace que me guste como político. En ese momento me parecía el más preparado, el que mejor hablaba (which is saying something porque hace dos años no hablaba bien), el más valiente, el que mejor sabía plantarse, el que le había echado más pichón. Me sigue pareciendo. 

De cajón, era un pana que yo había visto rumbeando en Sawu, pero me parecía normal que un hombre de su edad estuviera rumbeando en Sawu. El que esté rumbeando en Sawu no puede juzgar a nadie porque esté rumbeando en Sawu, es un pelo hipócrita. "Has debido acercarte a hablarle..." No. Claro, ahí sí hubiera podido hablarle bien. En esa época no desataba el furor que desata ahorita. Yo tenía que si 23 años máximo, era demasiado carajita y él estaba rumbeando gozándose su vaina. Yo no pintaba nada ahí, no hubiéramos tenido una interacción memorable. Hubiera sido cualquier vaina y hubiera llegado al blog que si: "ayer me di los besos con un señor demasiado grande para mí." 

Uy, no. 

Si bien es cierto que muchas veces exagero cómo me siento al respecto de Capriles para que la gente se ría, la admiración y la atracción vienen de un lugar genuino. Hace poco le tuiteé que si: "ábreme, estoy abajo." No sé dónde vive exactamente Capriles, desafortunadamente. Quiero aclarar que de verdad no soy una stalker ni soy Glenn Close en Atracción Fatal. Si yo obtuviere la dirección de quien quiero que sea el presidente de mi país, no voy a presentarme ahí que si epa. Eso sí, no negaría ninguna invitación de alguien que a ir a su casa porque es pana de él, por ejemplo. Me parece que es full equilibrado de mi parte. 

Yo no entiendo cómo ese hombre no me ha parado, porque de pana yo me fajo a escribir tweets que creo que le pueden dar risa o más o menos llamarle la atención. Yo soy una galla con las cosas que me interesan. Le dedico bastante más tiempo de lo que es saludable a revisar lo que la gente le escribe y he podido concluir lo siguiente: 

75% claro que sí se puede, gracias por todo, Dios te bendiga. Gracias por unir a Venezuela. Nadie se rinde, viva la patria mua mua mua. 
10% malparido escuálido majunche chuky biba Benesuela Chiabe bibe no traisionar al comandante eterno con Caprile majunche #tropa
10% cobarde Capriles, no tienes guáramo. Tuiteado desde el sofá de mi casa, subiéndole al aire y viendo el juego por tele. 
5% oyeee, todavía no has conseguido Primera Dama. Acá estoy. 

Ustedes me perdonan, pero de toda esa vaina yo debería sobresalir, sólo por el hecho de hacer los mejores tweets. Siempre los hago cómicos, simpáticos, inteligentes, snappy, witty, funny, cuchi, sexy, reflexivo, todo eso al mismo tiempo. 

Claro que yo entiendo que ese carajo tiene otras prioridades, de bolas. Pero lo que necesito es que uno de los putos tweets le llame lo suficiente la atención como para darle click al perfil y ver mi foto. Obviamente seleccioné una foto de selfie desinteresado normal en el que casualmente salgo beeeeella, irónico porque cuando me la tomé eran las 4:30 am y estaba borracha en el baño de la Esmeralda, pero de pana debería seguir la fucking progresión natural de las cosas. 

Yo me imagino a Henrique (ya nos decimos así, lo de los apellidos es para gente formal no para parejas que se aman) dando vueltas en su cama (solo por huevón porque yo lo acompañaría que te cagas) con unos boxers de cuadritos y sin camisa revisando Twitter porque no logra conciliar el sueño. Va revisando los mentions y sus estadísticas de cuánto lo RTean y cuántos favoritos logra. De repente, le saltan los ojos y se sonríe de medio lado porque una chama le pidió que le abriera la puerta, porque el inter no está funcionando.  A mí me gusta imaginarme que el tren de pensamiento de Capriles sería así:

"Jejeje, que risa esta jevita. Pa' ver... cooooño, no es ni fea, vale. Pfff, quééééée marico, no es que no es fea es bella esta caraja. Vamos a stalkearle el TL, pa' ver que es lo suyo. Mira, tiene más o menos followers, ¿de dónde salió? Jajajaja que si le llevo una fomentera porque le duele el vientre. Jajajajaja que ella me plancharía el cuello de la camisa. Aquí se puso a pelear con un chavista, eso no se hace. Bueno, por lo menos no le ha faltado el respeto al pana... pero igual, no puede engancharse así con gente que lo que quiere es agredir. Jaaajajajaj la chama en verdad me escribe buuuurda, qué risa. Ah mira, es comediante, hace stand up, ¡qué bolas! Pero esta tipa es inteliegentísima, vale. Ya va, vamos a googlearla. ¿Cómo es que se llama? Andreína Rancel, nunca había escuchado ese apellido. No vale, chamo aquí lo que voy es ganador... pa' ver, parece normal, pues. Uff, canal de Youtube papá... noooo, vale, listo. Follow." 

Ya, eso es todo. No es pedirle mucho a la vida. A menos que ya lo haya hecho pero haya visto que no soy un culo tipo Sofía Vergara sino tipo Nina, pues. ¡Noooooo! ¡Me niego! Si Capriles es uno más de esos de Patria Perreo o Silicón yo me voy a morir. Me voy a desilusionar horrible. Claro, igual votaría por él porque me parece el mejor político de la camada, pero ¡coño! sería una mierda. No, no creo que lo sea. 

Por si acaso, Capriles. Si llegas a leer esto. Yo no quiero ser Primera Dama. Yo no voy a amarrarte ni sofocarte ni perseguirte ni ladillarte. Yo entiendo que tú eres como Batman. Yo entiendo que tienes que salvar a Venezuela y que la patria va primero. Yo lo que quiero es acompañarte cuando puedas y darte un masaje en la espalda en las noches. Yo quiero decirle a mi mamá que estoy "en un pijama party en casa de Fulana" y quedarme a dormir en tu casa y subir el Ávila los días que puedas. Los días que no, no importa. Salgo a beber por mi lado. No hay rollo. Yo quiero ser la jeva a la que le escribes que llegaste y que te vas a dormir. Yo quiero tener con quien chatear mientras me hacen las manos, sólo si tú no andas reunido en ese momento. Soy una tipa racional que no te va a ladillar. Soy una tipa flexible, literal y metafóricamente hablando jejejej picadita de ojo. 

La cosa es que yo no puedo evitar que me afecte que en tres años no he logrado ni que me siga en Twitter ese hombre, vale. Me he replanteado demasiadas veces la estrategia y nada que logro un piche follow. Eso es todo lo que yo necesito. Si alguien acá conoce a la Community Manager, pleeeeease díganle que me siga en Twitter y yo me encargo de lo demás. A menos que seas la CM la que esté leyendo esto y lo ame secretamente y por eso no le haya hecho llegar ninguno de mis tweets, en ese caso: fuck you bitch, it's on. 

lunes, 17 de marzo de 2014

Estado Civil: Marchando

Me han regañado por no escribir y tienen razón.

Vengo a escribir, porque uno es lo que hace y no lo que dice. Los escritores, escribimos. La verdad es que he escrito pero sin publicar. La Preocupación País ha sido mi única ocupación en las últimas 6 semanas y piquito. Este fin lo pasé evadiendo, sí, y he salido como una disociada a matrimonios y reuniones y he hecho planes para no pensar, pero siempre terminamos pensando. Siempre terminamos hablando de eso. La conclusión en todos mis anillos de seguirdad tiende a ser la misma: Yo sólo sé que no sé nada. Ninguno entiende bien qué hacer, creemos que lo que se puede hacer no lo podemos hacer nosotros sino los militares, estamos casi siempre perdidos y confundidos y siempre cagados.

A veces hasta bajamos la voz. Esta línea es la que más vergüenza me ha dado en tantos años de blog. Quien no se haya dado cuenta de que esto es una dictadura es un huevón. Como que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Hay gente que no entiende la magnitud de nada. Hay gente que no ve el deterioro. Hay gente como uno, que se acostumbró y se conformó a las migajas gubernamentales, a las colas, a las injusticias, a las detenciones, a la inseguridad, al miedo, a la pobreza, a la crueldad, a la escasez, a los robos, a la violación de nuestros derechos, al irrespeto por parte del gobierno a la clase más productiva del país, a la discriminación y al odio. Mis panas chavistas se burlan de nosotros cuando lloramos las muertes de los chamos. Voy a decir lo que se supone que puedo decir: yo no he llorado la muerte de ningún miembro de ningún colectivo porque son unos delincuentes. No son lo mismo. Los estudiantes fueron a marchar y ellos fueron a matarlos.

Crucifíquenme. No estoy diciendo que bien hecho, que se lo merecen. Estoy diciendo que no los lloro porque bastante tolerantes hemos sido de la delincuencia y quienes la perpetran y creo que el día que dejemos de hacerlo podremos reconstruir al país. Sorry, yo sé que esa gente tuvo hijos y familia. Pero Bassil y Génesis y Geraldine y Roberto y dos decenas más de venezolanos también. Yo no me burlo de sus muertos y me indigna que se burlen de los míos. Por eso odio a Chávez. Por eso odio a ese maldito dictador. Logró que nos odiáramos tando que todos acá creemos que tenemos derecho a insultar y burlarnos. Los engañó tanto que ven la puta foto de cómo queman carros y dicen que fue que alguien dejó un cigarro prendido cerca de un caucho. Maldito sea, mil veces.

Yo amo este país y me ha hecho llorar demasiado. Sus problemas políticos, sociales y económicos son una maraña que pareciera no tener fin. ¿Quién consigue la puntica del hilo que desenreda este nudo?

miércoles, 26 de febrero de 2014

In the story of your life, what's my role? Am I in it? Am I a great chapter of love, a paragraph of desperation, a foot note, a parenthesis or a simple word. Did I mean and trascend? Did I add any value to it all? Same question. Did I matter? No. Don't answer it. Some people choose to not let shit get to them. I really want to be like them. I wish I had that power. I wish they didn't have so much power over me. Los que son buenos, tiene tons of power over me.Entre el país y este pajúo, de verdad no he dormido nada. I am back to eating my feelings away o sea que el poco progreso que se había logrado once more is GONE baby gone. Faster than a dead beat dad, it's goooone. Una vez me dijeron que yo había abierto este blog para hablar de un tipo en particular y me arreché. Yo abrí el blog para hablar de mí. Nunca sospeché que iba a ser tan personal.Cuando estoy triste a secas me da arrechera porque no puedo echarle la culpa a las hormonas. I really need chocolate. I really want it. Me da rabia la gente que le dice cobarde a Capriles. ¿Cómo reconstruyo mi autoestima? ¿Cómo salvo al país si le tengo tanta arrechera a los que lo destruyeron? ¿Cómo perdono y cómo olvido y cómo paso la página y cómo dejo de ser tan rencorosa? ¿Cómo vuelvo a donde estuve y quiero volver? ¿Cómo dejo de engordar? ¿Cómo me siento menos loser en un país que se me cae encima? ¿Cómo no lloro por Venezuela y por mí? ¿Cómo hago para no sentir que se me escapó de las manos? ¿Cómo hago para dejar de torturarme? ¿Cómo me motivo y me importo y salgo de acá? Qué quiero? Love? Work? Validation? Self-worth and self perception, they are sooo important. ¿Por qué depende tanto de los demás? ¿Cómo le vamos a ver la cara a las mamás que perdieron hijos si dejamos de pelear? ¿Cómo hacemos para curar las heridas que tienen 15 años abiertas? ¿Cómo hago para que no me de arrechera no contar porque no soy pobre? ¿Cómo hago para que no me de arrechera que el presidente de este país me insulte y para no odiar a los que me odian de gratis? No volverán? Pues coño, deberían porque eran mejor que esta cagada. At least they were democratic. ¿Cómo no morirme de la rabia porque me insultan de gratis y nos roban y nos matan y nos hacen huir de acá? ¿Cómo, dime tú? ¿Cómo no morirme de miedo y de tristeza por lo que pudo hacer sido? My twenties have not been normal and I blame them. I am tired and frustrated and scared all the time. I think about the country all the time. Cuando uno tiene que resolver uno no puede crear. 

So fuck this. No estoy llena de luz, tengo arrechera. Where is happy, energetic, motivated, excited, hopeful Me?!?! I have been looking and trying and hoping to be her again and I am really tired. Cómo hago FF de esto? Hay algún proceso para saltárselo? It's been too damn long vale. Ya basta. 

domingo, 9 de febrero de 2014

To Have

Back then, we had good nights. We had fun and smiles and tons of laughter. We had some dancing. We had little, but it was great. Life is about quantity, right? We had some other people, because we didn't quite have each other but it was really nice. We had chemistry, the only thing that can't be faked. We had good light and little food. We had wine and water, which is as much as anyone needs, really. We had nothing to worry. We had no regrets. We had bad reception and a land line. We had so little, and yet it was enough.

Now, I have a blog. I have what I need.

I will have what I want. Eventually.