miércoles, 20 de enero de 2016

Lo que quiero que pase, capítulo 1

A veces me imagino cómo hubiera sido todo si hubiera salido bien. Yo sé, yo sé que si no pasó es porque no tenía que pasar. Pero me imagino cómo podría haber pasado (como quería que pasara) o como podría pasar. Mi imaginación me lleva una morena. Ese no era. Yo lo sé. Él lo sabe. Él siempre lo supo, pero yo lo supe tarde.

Él no es el único fracaso, pero sí el más reciente. Son varios. Son varios los que yo pensé que podrían ser. Yo he amado solamente a dos hombres en mi vida, estoy hablando de todos los que tuvieron el potencial de ser el tercero. De cualquiera de los que yo he querido que fuera el tercero, este pasó hace menos y pasó por más tiempo. Hace meses y por meses, this man was the second most important thing I wanted all year.

Le digo a la gente que sabe de él que ya no pienso en él, que no me importa, que no me duele, que me pasé el suiche. No me duele pero sí pienso en él y sí me importa. I wanted him. Y no estoy acostumbrada a no obtener lo que quiero como lo quiero. Sí, tuvimos una relación pero no como la quería. Not good enough, pues.

No puedo dormir. No puedo dejar de mirar la pantalla del celular. No puedo comer. Pensé que esto había pasado. Pensé que no tenía que seguirle dedicando tiempo y energía a pensar en él. En querer que me vea como me dijo que me veía, el muy maldito. A veces sueño con él. No son sueños que pueda contar y no me acuerdo de los detalles de los que sí podría contar. Lo que sé es que al día siguiente me duele la mandíbula, porque aprieto los dientes toda la noche. O todo el sueño, a veces me ha dolido tanto apretar los dientes que me despierto en la mitad de la noche.

Me ha tocado pasar por su casa y quererme bajar a tocarle el timbre, sabiendo que no está, sabiendo que no se merece que lo busque, sabiendo que no debería hacer sombra en su acera. Pero igual. Una cosa es querer y otra es deber. No estoy acostumbrada a que sean opuestos, casi siempre hago lo que debo porque es lo que quiero hacer.

Podría empezar el camino hacia la reconciliación con un "hola." Un mensajito para conciliar, para empezar el camino hacia el perdón. Hacia poder perdonarlo a él, porque yo no hice nada malo que me tengan que perdonar. No fui mala, fui pendeja.

En mi cabeza, la conversación ideal es la siguiente. Empezaría por mensajitos.

–Hola
–...
–¿Cómo estás, Nina?
Mi cabeza: este bicho nunca me había dicho Nina porque YQ no le gustaba, como si la única opinión importante en esta mierda fuera la de él. ODIO que me digan Andre, pudiendo decirme Nina. UGH LO ODIO ME CAGÓ EL DÍA. ¿Qué coño querrá?
–Hola. Bien. ¿Qué quieres?
–Wao, estamos agresivos hoy, no?
Mi cabeza: un solo signo, obvio, porque es un animal... yo también escribo con un solo signo para cerrar, pero vamos a crucificarlo porque el huevón acá es él, equis, foco.
–Agresiva un coño, lo que pasa es que si apareces es porque necesitas algo, entonces al punto, por favor
Mi cabeza: didn't you take enough from me yet?
–Quiero que hablemos. Quiero que nos veamos y hablemos
–Jajajaa, ¿cómo pa' qué? Yo no tengo nada que decirte a ti, mijo
Mi cabeza: I said everything, you were an asshole, me mentiste, me manipulaste, me insultaste, me dijiste bruta, me la calé, YA NO MÁS, eres un hijo de puta y no tengo nada que decirte... Debería escribirle estas vainas la última vez que le escribí lo endulcé todo demasiado yq para quedar digna. Maldita, la dignidad de qué te ha servido? DILE. DILE QUE ES UN MALDITO Y QUE LO ODIAS. No, no le digas nada, está escribiendo...
–Bueno, yo sí tengo cosas que decirte y me gustaría decírtelas en persona
–No va a pasar, porque vas a intentar hacer cosas que ya yo no quiero hacer contigo
Mi cabeza: obviamente quiero hacer mil cosas contigo y si te veo las vamos a hacer porque no puedo resistirme a ti. No nos vamos a ver yo no sé decirte que no. Eres como un pote de Nutella. Una no puede tener un pote de Nutella cerca y no abrirlo, ¿entiendes? Hijo de puta, Dios, dame la disciplina de Sascha Fitness.
–No, no es así. Quiero hablar contigo en serio
–Bueno, sorry, yo no
–No hay nada que pueda hacer para convencerte?
–Nop, gracias. Suficiente tuve de ti, ya fue, de pana... Ve a hablar con las carajas que te gustan que parecen prepagos y después te preguntas porque se portan como putas cuando yq están "contigo," huevón, búscale conversación a alguna putabruta pseudofamosa de cualquier pendejada de canal nacional mediocre de las que son yq tus amigas pero a la hora del té ¿dónde coño están? Habla con tus amigos yq millonarios que lo que son son recién vestidos, con tus contactos y la gente yq arrechísima de la que te rodeas. Habla con ellos, ya yo no estoy para ti, más nunca.
–Mierda. Eso es lo que crees de mí?
–Sí. Lo he debido decir antes, porque lo que no dije se acumuló y se transformó todo lo que quise sentir por ti en arrechera y resentimiento. Arrechera y resentimiento es más de lo que te mereces, de hecho, pero bueno. Quién me manda a callarme. Ahora te la calas. ¿Querías hablar, bueno? TOMA. you were an asshole, me mentiste, me manipulaste, me insultaste, me dijiste bruta, me la calé, YA NO MÁS, eres un hijo de puta y no tengo nada que decirte...
Mi cabeza: BIEN, NO JODA, DILE MÁS
–Por favor, vamos a vernos.
–Chao, te dije ya.

domingo, 17 de enero de 2016

Is This Relationship Worth It?


  1. Is he a gentleman?
  2. ¿Lo conociste sobria?
  3. ¿Te ha insultado así sea jodiendo? 
  4. ¿Te ha dicho bruta por preguntar algo? 
  5. ¿Te ha dicho bruta porque no estás de acuerdo? 
  6. Does he belittle you? 
  7. ¿Sale con otras? 
  8. ¿Tú sales con otros? 
  9. ¿Te escriben otros carajos y te emocionas más? 
  10. ¿Te imaginas con otros carajos y te emocionas más? 
  11. ¿Cuando hablas con él, you daydream y no escuchas lo que te está diciendo? 
  12. Is the sex good? 
  13. Should you really sleep with this person?
  14. ¿A qué hora aparece?
  15. ¿A qué hora apareces?
  16. ¿Te importa si aparece? 
  17. ¿Lo quieres ver los domingos en la tarde o solamente los viernes en la noche?
  18. Do you want him? 
  19. Does he deserve you? 
  20. Is he kind? 
Es que me ladillé de salir por sudar la camiseta.

lunes, 4 de enero de 2016

Querida Futura Novia de mi Ex

A quien pueda interesar: 

Hola, ¿cómo estás? Obviamente me sé tu nombre y todo lo que has hecho en tu vida, porque todo el mundo me ha contado con quién está el hombre que estuvo conmigo. No es de mala vaina, es netamente informativo, pero obvio que tengo que mantener una fachada de decencia y hacerme la loca, como si no supiera tu nombre. Como si no me importara tu nombre, de hecho. Creo que te estoy escribiendo esta carta para demostrarme que no me importa. 

Por medio de la presente quiero establecer que de ahora en adelante renuncio a cualquier derecho que haya tenido yo sobre el ser cuya saliva ahora compartimos. 

Debes saber es que esto es lo último que vas a saber de mí. No siempre fui así, pero ya aprendí que una exnovia ideal no es la que sigue siendo amiga. Una exnovia ideal es la que más nunca aparece. Worry not, que yo desapareceré como por arte de magia porque he leído Harry Potter y soy mayor de 17, I can disapparate whenever, wherever. 

Lo segundo que quiero que tengo que decirte, es DE NADA, huevona. 

Cuando yo conocí al pendejo que ahora ocupa tu cama, escribía "a sido chévere, nunca e ido a tal parte..." me dio lepra visual sólo escribir eso para demostrar el punto. Yo con la paciencia de una abuela, empecé a lanzar indirectas y usar muchísimo esos tiempos verbales, como si viviéramos en España para ver si el imbécil captaba. Nada. Hasta que un día lo agarré borracha que si "coño, papa, tú eres muy bello, no tengas de bruto lo que tienes de bello. Cada vez que ves una a o una e antes de un participio (con explicación de lo que es un participio) tienes que poner una h." 

Traté de mil maneras de explicarle que viste, fuiste, estuviste no llevaban s. De pana, perdí la paciencia. Ese te toca a ti. A menos que hayas estudiado en la Santa María y no lo sepas. Es ese caso serán felices para siempre, porque los mensajes de amor si los recibes no harán que quieras arrancarte los ojos con una cucharita de postre. 

Let's talk about sex. Espero que tengas un vibrador arrechísimo, porque ese carajo es más flojo que el coño y pretende, en la cama y fuera de ella, que tú hagas todo. O sea, es el ser más cómodo y flojo y antojado y malcriado con el que he estado en mi vida. Tampoco es que soy Sascha Grey, pero I ain't no virgin. Eso sí, cuando me cruzo con tipos así pienso "why didn't I remain a virgin?" Tantos peos que me hubiera ahorrado. Obviamente que el bicho va por la vida diciendo que es el pran del romantiqueo, pero ¿alguna vez has escuchado a algún tipo decir que es mediocre tirando? Didn't think so. I am being unfair. No es tan malo, pero sí es siempre igual. Es como ladilla y demanding tipo, huevón si vas a exigir tantas vainas tienes que dar mil más. No seas huevona y pónle un para'o, como hice yo. 

Epa, no todo fue malo. El bicho aprendió varias cosas. Aprendió a no dejar la tapa de la poceta arriba, aprendió a prender una lavadora y a más nunca en la vida insinuarle a una mujer que le lavara la ropa 'cus honey I ain't your mom, I ain't your maid porque ni cuando sea esposa, huevete. Lo amenacé con meterlo en la lavadora y después lanzar dicha lavadora por la ventana gracias al chorro de adrenalina que me iba a convertir en Hulkette si él volvía a lanzar la indirecta de que yo le lavara la ropa. Gracias a mí, ese pendejo entró al siglo XXI. De nada. Ah, el pana aprendió que el feminismo es sobre sexos iguales no sobre mujeres superiores. Voy uno por uno, pero lo estoy logtando demasiado. Ah, marica, cuando yo lo agarré el bicho decía "cabello." O sea, pasó de ser un marginal mental a un caballero refinado. 

Tengo años queriendo emprender, de repente my thing debería ser un curso para novios, ya que aparentemente soy capaz de lograr maravillas. O sea, yo los entreno y ustedes los aprovechan. Básicamente lo que tengo toda la vida haciendo, pero esta vez que me paguen por eso. 

También le enseñé que la religión es problema de cada quien y que hay ateos buenos. Ah, vamos a no hablar de su homofobia previa porque eso te arrecharía. Lo saqué a pasear con The Best of My Gays y al bicho lo que le faltó fue comprarse un Pequeño Pony de Arcoiris. Lo convertí en un hombre más abierto y más tolerante. Nunca en mi vida le cociné un carajo, porque entendí que para una mujer que odia cocinar hay que RECIBIR cosas a cambio de cocinar. El tipo esconde su machismo diciendo que es que odia lavar platos, entonces nunca le cocines porque te va a joder y va a hacer que laves los platos. 

No te lo estoy vendiendo, te estoy aclarando las cosas buenas y malas que tiene ese huevón. O sea, a ver, ya estás empatada, ya te jodiste. Yo por lo menos nunca me empaté. Hey, si vas a terminar, será full civilizado. Especialmente si como es nuestro caso, no se importan mutuamente. Ese carajo a mí no me quería y yo tampoco a él. Desde el principio estaba demasiado clara en que no era el hombre para mí, empezando porque no era un hombre, era un carajito. Entonces fingí Acting que si es que I care too much, me importas demasiado y tú no me quieres a mí y soy tu víctima. Lágrima 1, 2 y 3 intercaladas en cada ojo. Se va de su estacionamiento mirando melancólica por la ventana. Final de la escena. She is free to go have drinks con sus amigos por ahí sin que el bicho se monte una peluca. 

Si de algo te sirve, el carajo no aprendió a escuchar (no dio tiempo para llegar a esas lecciones) pero sí medio oye. Ejemplos concretos: tal día tenemos un matrimonio y al día siguiente se acordaba. 

Es una cagada, porque yo sé ahora in retrospect que nunca quise a ese hombre, pero es una cagada que un hombre así no me haya querido a mí. Tipo WHAT? AM I NOT...? IS IT ME? WHAT IS WRONG WITH ME? Nop. No hay nada malo en mí. Yo con excepción de los días que me le escapé porque ya sabía que no quería nada más con el carajo y después le mentí en su cara porque me dio ladilla pelear porque me sabía a mierda y era más fácil mentirle, no hice nada malo. El que está mal acá es él... y sospecho que tú un poco, pero mira, la que nunca se haya sentido sola que lance la primera piedra. De repente este hombre es que si perfecto para ti porque eres una saudí que acaba de llegar a Venezuela y hasta feminista moderado te parece porque no tienes que usar la hijab si no quieres. 

En resumen, ahí te dejo eso que a mí no me sirvió para nada. Pero no vengas a achacarme las fallas que son de origen a mí. Lo bueno créeme que no se lo enseñó más nadie. El bicho es patán, flojo, machista y cruel porque le dio la puta gana no porque yo haya tolerado ese comportamiento por tanto tiempo que se haya vuelto normal para él. El sapo de una es el príncipe de la otra y quizás te toca a ti conseguirte tu príncipe, porque como yo estás harta de conocer sapos. Entonces, aquí va y que lo disfrutes. Buena suerte, la vas a necesitar. 

sábado, 2 de enero de 2016

No es por reggaetonera pero la canción es pegajosa

No sé cuándo fue, pero sé que no fue ni el 31 de diciembre ni el 1ro de enero. Sé que cada vez que pienso en eso me río y me regaño al mismo tiempo, porque aunque el deed funcionó y cambiar el mind frame así fue útil, el origen me da pena. Hay una canción de un dúo de reggaetoneros intercambiables ¿o uno muy famoso? que tiene como un precoro que hace "este es el año del amoooor uh oh oh oh, bis." 
Yo sé, líricamente compleja la vaina. O sea, whatever this dude is using is the new iambic pentameter. 

El hecho es que lo empecé a usar, porque Dumbledore decía que no hay fuerza más poderosa en el mundo que ésa. Y si hay alguien que sabe de fuerza y poder es Dumbledore... también Yoda pero hablar con él no poder yo. Digamos que el año pasado no hablé de El Año del Amor como una reggaetonerita vestida con blig barato, sino que lo puse en práctica. Los dos ejemplos más claros pasaron en Crimen. Una compañera de elenco me odió desde que llegué. La traté bien hasta que me amó, no hubo otra manera. Dos de las asistentes de ¿arte? o whatever, estaban hablando paja en las escaleras. Yo pasé y dije buenas tardes. Ninguna me respondió. Me volteé cual Linda Blair, porque es mi instinto, era mi hábito y era mi manera, pero en vez de vomitarles mi opiniones en sus loncheras, me les acerqué como si las conociera y les di besos y abrazos a cada una después de que lancé mi cartera en donde estaba una que sí era mi amiguita del elenco. 

Esas vainas funcionan. Funcionan lento, pero funcionan. Como la proverbial gotica que modifica la roca no por su fuerza, sino por su perseverancia. Como el VPH de Diosa Canales, tenaz y renuente a irse a ninguna otra parte. 

Más cosas se logran por las buenas que por las malas, en la vida, en el trabajo, en la familia, en el amor. Tiene que haber cosas malas. Tiene que haber espacio para odiar y hacer chistecitos a costa de gente que estoy segura es muy pana con su gente pero muy hija de puta conmigo. La vaina es que no voy a hacer los chistes cargados de odio sino de humor. Humor y amor medio riman, por algo será. I do not hate you, I just find who you are as an artist/person/man/friend to be a joke. 

Este año seguiré destilando amor donde pueda. Es más, seguiré obligándome a hacerlo donde no se pueda. Donde sea más duro, más difícil, más inhóspito, más árido e incómodo para mí hacerlo. Porque me gusta retarme y me gusta cambiar. Me gustan las cosas difíciles, me gusta hacer cosas que no me gusta para forzarme, para derribar mis limitaciones y para strech me over and wider and longer than is humanly possible. Porque es mejor sentirse the bigger person. 

No voy a ser una hippie que los ama a todos. Voy a ser una hater que no odia nada que no se lo merezca, que no es lo mismo. Por trigésimo año de vida, odiaré la mediocridad y la criticaré cuando la consiga porque eso no es negociable y no te mereces ni premios ni medallas ni aplausos por hacer mal, perdón por hacer a medias tu trabajo. Acá incluyo a cualquier mujer que use slash entre cada una de las que ella dice que son sus profesiones sin estar preparada para ninguna: ejemplo las putas brutas que animan programas de variedades matutinos o nocturnos en cualquier canal nacional y en la bio de Twitter se ponen actriz como si esa mierda fuera dar un Follow Friday, cualquiera que diga que es make up artist y use Camerino disfrazado de MAC y cualquier taxista que maneje por el hombrillo. 

Acabo de tener que googlear hombrillo porque de tanto verlo mal escrito se me pegó y tuve que disipar la duda. 

Ah, agrego a la categoria anterior cualquier pasante de El Nacional que no puede googlear la puta palabra antes de postearla. La Patilla por lo menos tiene buena redacción y no quiere ser BuzzFeed. Acabo de proclamar la superioridad lingüística de La Patilla sobre el Twitter vergonzoso de El Nacional y en cualquier momento Miguel Otero Silva me va a jalar las patas. Le daré el Whatsapp de los pasantes porque esa mierda no es culpa mía. 

En este año extendido del amor, voy a dejar de preguntarme por qué la gente se viste como se viste. Eso es peo suyo. Y ninguna chama que sea gordita necesita mi aprobación para ponerse un bikini porque si ella quiere verse como una foca con un plástico de six pack al cuello eso es muy su peo. Si a ella no le importa que le vean la barriga, a mí tampoco. Puedes fucking voltear para el otro lado y ya. Si te ofende una barriga you are an asshole. 

Entonces este año es para amar más y mejor. Amar más lo que hago, comprometerme más con él, tratar mejor a la gente, responder con amor así no se lo merezcan (a menos que sea para el pajúo de mi hermano que no se merece ni que le hable y así permanecerá hasta que el cabrón pida perdón), convertirme en una mujer que dé más de ella, que dé mejor de ella, que entregue a gente que lo necesita, tipo I will volunteer sonewhere and change the world enseñando teatro y arte y cosas lindas. Este año es para iluminar los espacios oscuros que quedan de mí y conseguir amigos que sean espejos lo suficientemente arrechos para que la luz viaje y toque otros rinconcitos apagados. 

lunes, 28 de diciembre de 2015

Es diciempre y por eso I overblog "lessons learned"

Este año aprendí que sólo la disciplina y el trabajo duro sirven de algo. Que la vida se trata de ser tenaz y de nunca rendirse. Todo lo demás es bullshit. 

Aprendí que hay reggaetones demasiado buenos pero que cuando más me gustan es cuando los reescribo para la rutina de stand up, para entretener a los demás y reivindicar la condición femenina para hacer reír. Igual amo bailarlos y oye, cómo lo logro. 

Aprendí que los procesos tienen que seguir siendo el foco. 

Aprendí que hay gente con la que tengo bolas y con la que no. Aprendí que si no quiero ser infeliz en algún proceso actoral lo que tengo que hacer es abrir la boca y que a veces si no la abro, no voy a tener derecho a pataleo. Punto. 

Aprendí que los mejores amigos se consiguen en la periferia del teatro caraqueño. 

Aprendí que si no me siento a calentar la silla, no me voy a sentir validada ni respetada como escritora. 

Aprendí que a veces la gente es fea porque es mala, pero que hay gente que es muy bella por dentro y no necesariamente porque sean malos on the inside. 

Aprendí que no soy fan del volumen, como una tía que pide que bajen la música y porque el volumen alto te hace subir la voz para que te escuchen y te vuelve mierda las cuerdas vocales. 

Aprendí que a los amigos hay que dejarlos ir. 

Aprendí que el universo manda señales y enseña lecciones siempre, sólo hay que estar atenta a ellas y no luchar contra lo que te quiere decir. 

Aprendí que necesito poco para ser feliz. 

Aprendí que hay gente cuya opinión sí me importa. La lista no es larga, pero igual hay opiniones válidas y críticas constructivas que no puedo ignorar si quiero mejorar y trascender. 

Aprendí que siempre quiero mejorar y que vine al mundo para trascender. 

Aprendí que no soy ni nunca podré decir hablando en serio "chica, para que porfa" o "bendecido tal vaina." 'Cus I ain't Nina from the hood, I am Nina from el Mater. 

Aprendí que mientras más lea, más feliz soy. 

Aprendí que no todo puede ser trabajar, que tengo que seguir striving for balance. 

Aprendí que mis manos son claustrofóbicas y no aguantan muchos meses encerradas en el puño de alguien más. 

Aprendí que I have to speak up. Sí, ya dije algo parecido pero tengo que volver a escribirlo para que no se me olvide. 

Aprendí que huevear en Internet es bueno para mi creatividad, pero que tengo que regular cuántas horas "trabajo" y "busco inspiración." 

Aprendí que una puede querer mucho a alguien pero cuando no te quieren devuelta, no puedes forzarla. Decía Frida "donde no puedas amar, no te demores." Bueno, yo no me demoro más. 

Aprendí que sigo odiando el timing, pero que las cosas llegan cuando uno está listo para recibirlas no cuando me da la gana. 

Aprendí a vivir con la adultez y la distancia. Mis amigas no están aquí, el hueco no se llena con nada más sino con ellas y hay que aprender a vivir con él mientras vuelven. 

Aprendí a no parar. A no pararles. A practicar Mirá De Quién Te Burlaste Vos, porque nunca sabes cuando vas a decirlo. 

Aprendí que hay gente sobre la cual no vale la pena bloggear. 

Aprendí que siempre habrá directores que se van a aprovechar de su condición de director para meter their dicks in their stories y eso está bien, si hay pendejas que van pendientes, pero que si tu coguionista es una feminista que es una buena actriz y una hueva pelada dialogando fucking deja tu pene fuera de la historia porque ella es capaz de quemarte viva. 

Aprendí a rodearme de gente mejor que yo. 

Aprendí a no confrontar pendejos, porque gasto energía y mi energía y mi tiempo son mi capital, ergo hay que administrarlos. 

Aprendí que si no quieres escuchar la respuesta, no puedes hacer la pregunta. 

Asshole of the Year Award

Estoy en Margarita y me acordé de todos los que vine a dejar aquí. Normalmente, vengo con mi familia a Margarita los diciembres. Es perfecto para drenar, para darle closure emocional y laboral al año que está terminando. Es fino porque siento que el mar se lleva todo, mi conexión con Margarita es tan vieja como yo y me hace ponerme muy hippie. Por eso me meto en el mar, para que las olas se lleven todo lo que no me sirve, lo que ya no me funciona, lo que me duele, lo que me jode. Este año sólo te llevó a ti. Lo demás, ha sido sino bueno, por lo menos digno.

En Margarita empezamos y en Margarita te quedas.  Creo que haber empezado en Margarita es una gran metáfora para lo que fuimos: yo estaba aquí, tú estabas en Caracas. Siempre estuvimos así. Yo estaba contigo y tú estabas en otra parte. Yo te escuchaba y tú te creías el dueño del mundo. Yo te contaba y tú desconfiabas. Yo te di y tú me quitaste. No aportaste nada bueno. No me diste nada de lo que yo quisiera, de lo que yo necesitara y vamos a ni hablar de lo que me merecía. You will get no more of that. Yo entendí que contigo crucé la línea hasta Mil Veces Pajúa, Quiérete Un Pelo mil veces. No la vuelvo a cruzar. No me interesa ser amiga de un pendejo. No me interesa ser tu amiga, ni tu culo, ni tu jeva, ni tu amiga con derechos. No me interesa estar en tu vida porque you only brought assholeness to my life.

Yo estoy bien como soy. Yo estoy bien con quién soy. Tú pasaste demasiados meses tratando de cambiar mis hábitos, mi hippietud, mi manera de ver la vida. Y sí, es verdad, que una no puede resistirse al cambio, no puede creer que tiene la razón siempre y que hay que ceder. Bueno, examigo mío, todos tenemos que ceder. Tú eres el primero. Para ti siempre era más importante tener la razón que ser feliz, para mí no. Y créeme, casi nunca tenías la razón.

Este post lo he debido escribir en junio o te lo he debido decir en tu cara. Maybe I wouldn’t hate you as much as I do right now. Porque te odio, un pelo. En la escala de mis odios, del 0 al Kim Kardashian, te odio como una Khloé.  I know you had potential but you chose wrong. No estuviste del lado correcto de la historia, porque mentiste to get into my pants, asumiste toda mierda, me acusaste de cosas que eran mentira, me negaste el cariño que tanto quise y que tanto necesitaba, me humillaste, te creíste superior a mí por cuaaalquier vaina, dejaste que tu ego infinito, enorme, incalable se interpusiera entre… iba a decir tu felicidad, pero se interpuso fue en la mía. No escuchas, no cedes, no cambias, no entregas, no ayudas, no colaboras. Oh, hell to the no. Por eso es que te pasan esas cosas con las personas incorrectas, porque la cagas con las que tal. You give all the right things to all the wrong girls. Esas no son girls, son assholes. Assholes, like you. Ellas te hacen a ti lo que tú nos has hecho a nosotras. Y estoy empezando a creer que te las mereces.

Para escribir posts como éste siempre (por los diez años que fumé) he necesitado cigarros. Desde mayo I’ve been smoking on and off. Desde mayo, impulsado por el hecho de que hablaras tanta paja para get into my pants, que lo hayas logrado y después desaparecido como el ASSHOLE que eres,  I wrote the best when I smoked. Como en 2008, el peor año de mi vida pero el mejor año de mi blog. Siempre escribía enratonada y fumando. Ya no. Tengo tres días sin fumar que sólo dependen de mí. Que sólo me ayudan a mí, me hacen sentir bien a mí. Mi voluntad es de fucking hierro cuando me da la gana. Tengo tres días sin fumar y lo extraño siempre. Tengo 20 días sin hablar contigo y no te extraño tanto, porque me enfoco en lo malo que has sido. En lo malo que fuiste, decir que “has sido,” construir el verbo así implica que sigues siendo y ya no eres. Eres, perdón, eras como el cigarro: adictivo pero muy malo para mí. Estoy buscando, después de Margarita one nice thing you said or did. Para perdonarte, para perdonarme por creerte y por dejarme pisotear tantas veces, tantos meses.

No lo consigo. No consigo nada bueno de nosotros. I liked you demasiado. Estoy qued por creerte. Shame on you por no haber visto how amazing I can be when I am amazing. both of us, a ti por mentirme y a m veces,ándome en el mismo apartamento de aquella vez. Estoy durmiendo en la cama frente a la mía. Mañana voy a la playa donde me mandé una pea y pude decirte que te extrañaba. Mañana voy a misa en la iglesia donde se casó mi amigo. Frente a esa iglesia, me mandé otra pea y admití que I liked you. I only liked you because you lied to me and said you liked me first. Pasaste semanas diciendo eso. ¿No te da vergüenza? Te debería dar vergüenza hacer que me lo creyera. Vergüenza habérmelo dicho tantas veces, que me hizo ceder. You got what you wanted. No te lo merecías e igual lo obtuviste. Shame on both of us, a ti por mentirme y a mí por creerte. Shame on you por no haber visto how amazing I can be when I am amazing. You brought out amazingness out of me, no puedo entender cómo no la viste. Mentira, sí puedo. Estoy convencida de que crees que eres tan amazing que más nadie puede serlo. Como verás, tengo pocas cosas buenas que decir de ti.

You are wrong.

You will be wrong forever a menos que bajes la cabeza y empieces a ver a los demás por como son y no por lo que tú crees (o quieres) que sean. No eres superior a ninguno de nosotros. Espero que lo entiendas pronto antes de que la vida te lo enseñe.

Quiero demasiado un cigarro, maldita sea. Pero no voy a fumar porque me hayas hecho llorar de nuevo. Nop nop nop. Voy a seguir tomando agua y no voy a fumar, porque no me da la gana.

Es verdad. Venir a Margarita libera. Estoy cortando los vínculos y espero que el mar y el viento se lleven tu nombre y los atributos que yo te inventé. No tenías ninguno, todos los inventé yo. Te los fabriqué para que me gustaras y para corresponderte, te los fabriqué to make you emotionally safe for me. Cuán equivocada estaba.

El hecho es que ya estoy aquí. En Margarita, en mi casa, donde empezaste. Y aquí te acabas. Aquí se acaba. Aquí nos acabamos, aquí empiezo yo de nuevo. 

viernes, 18 de diciembre de 2015

Este post lo empecé a escribir el 10 de noviembre

En 14 minutos cumplo treinta años. No sé si estoy bien. Me siento vieja, pero peor todavía me siento unaccomplished.

A ver, el problema no es cumplir 30. El problema es tener 30 y no haber hecho ni logrado la mitad de las cosas que iba a hacer y lograr. El problema no es cumplir 30, es no saber si se me están empezando a notar. El problema no es cumplir 30, es vivir en un país donde no sé si llegaré a los 31. El problema no es cumplir 30, es no querer tenerlos. El problema no es cumplir 30, es recibir las 12 con un tipo que te hace llorar porque proyecta sus inseguridades en ti. El problema no es tener 30, es recordar cuánto lloré para llegar acá. El problema no es tener 30, es entender que I have failed to achieve los goals que planeaba haber alcanzado a esta edad. El problema no es tener 30, es sentirme tan sola a esta edad, no sólo porque I lack a person who loves me and accepts me as the woman I became, sino porque muchos de mis amigos están afuera y cada vez se van más. Porque quiero hacer una fiesta para 100 personas pero como todo el mundo está afuera será para 50. Es verdad, es injusto decir que se fue todo el mundo, pero sí se fue la mitad de la gente. The people who shaped me, es la verdad. Mitad aquí, mitad allá (cuando digo allá me refieron a que están regados por el mundo).

El problema es que ellos lograron no estar aquí y yo aquí sigo. Bajo el mismo cielo, las mismas estrellas, al pie del mismo Ávila.

Pero bueno, in the spirit of my bipolarity, no es sobre lo que no tengo. Es sobre lo que sí y sobre lo quiero tener. Por años hice listas de regalos que quería para mi cumpleaños, aquí en este blog, hasta que perdí la costumbre, porque la estupidez me hizo dejar de bloggear. O el hecho de que quise dejar de destilar tanto odio en el blog, y como el año pasado estuve sólo llena de odio, no pude evitarlo. Es porque este blog es como mi hijo y a los hijos uno los protege, digo yo.

Igual, let's focus. Seamos intensas y manifestemos las cosas que queremos para que el universo o Dios nos las conceda. Porque la verdad es que aunque haya sido en delay, they have delivered.

Quiero aplausos. No sólo los quiero, los necesito. Seh, seh.

Quiero zarcillos nuevos de Malva o de Dopodomani. Ya esta petición fue concedida porque puse un fucking videíto jodiendo y el universo me escuchó, en serio, funciona como dice Miastral.

Quiero que este thoughtless asshole me deje en paz, se vaya de mi casa y me deje dormir. (Estaba saliendo con un tipo el día antes de mi cumpleaños y se portó como un imbécil, de verdad).

Fin del paréntesis de más de un mes, sigue la pendeja esta escribiendo 

Quiero poder retribuirle a toda mi familia lo que han hecho por mí, en todos los sentidos. 

Quiero poder comprarme libros buenos de vez en cuando, vale y conseguir por lo menos uno que me cambie la vida como el de 2015, que fue The Art of Racing in The Rain y todo el mundo debería leerlo porque es magia. 

Este fue bautizado en mi cabeza como El Año del Amor, porque dentro de mis limitaciones y mi mal carácter. iba a enfrentar hatred with kindness and love, rechazo with love, miedo con amor, indiferencia con amor. Estoy segura de que las cosas buenas que me pasaron este año fueron por eso. 

El año que viene quiero que sea el año de la magia. Obviamente que no voy a hacer magia, 'cus underage (super young) witches like me are not allowed to do magic in front of muggles like you, pero sí quiero que me pasen cosas mágicas y voy a buscar cómo hacer que me pasen. 

Quiero recuperar mis relaciones familiares que se han fracturado. Quiero que él vuelva a ser el niño noble que era y no el adulto de mierda que es ahorita. (Para esto seguro necesitaré la puta magia porque he is so fucking far away from that teenager he was...). 

Quiero viajar más, preferiblemente en avión y no por La Bandera cargada de peroles. 

Quiero comer todo lo que quiera y no engordar. 

Quiero dejar de fumar once and for all, sin recaídas, sin deslices, sin errores, sin caer en la tentación. 

Quiero que no me dé ansiedad escribir y mucho menos publicarlo. Quiero que me deje de dar miedo escribir el teatro que quiero hacer, el libro que me hubiera gustado leerme a mí a esa edad, la película que finalmente me castee como prota, la película que las mujeres venezolanas quieren ver con sus amigas, el libro que quieren regalar en el intercambio, la obra de teatro que las mueva y que digan "mierda, esa soy yo. Esa somos todas." 

Quiero crear hábitos que me duren para siempre. 

Terminar de enseñarme francés y empezar seriamente el mandarín. 

Quiero que me dejen de gustar los huevones, once and for all. 

Quiero aplausos y risas, como decía el Instant Replay pero las quiero en vivo. 

Quiero organizarme mejor para que el tiempo me rinda más todavía. 

Quiero tener tanto trabajo que no pueda dormir. 

Quiero salir de Caracas a trabajar en mejores condiciones stand uperas, quiero viajar al exterior de vacaciones y de placer. 

Quiero que me sepa a mierda lo que esos imbéciles sigan pensando de mí. 

Quiero que tengan que meterse la lengua en el culo, todos. Especialmente ellas dos. 

Quiero que D'Artagnan no se olvide de mí porque siempre conseguiré el tiempo para visitarlo. 

Quiero que la AN no la cague. 

Quiero poderme ir por lo menos dos meses a NYC a estudiar un ratico o irme definitivo. Pero no irme a lo loco, irme porque puedo, porque me va a ir mejor, porque no me dará miedo empezar de cero, porque acá se tranca el serrucho profesional, porque allá nadie es mediocre, etc. 

Quiero ser la portada de algo que me dé la visa de artista. 

Quiero cantar y grabar canciones con Guaco, con Servando y Florentino, con Ronald Borjas, con Linda Briceño y con Laura Guevara. 

Quiero hacer cuatro películas, dos novelas y seis obras (más otras corticas de Micro, que me encanta el formato). 

Quiero quedarme así. 

Quiero que alguien me vea con los ojos que yo lo vi.

Quiero entender perfecto las notas cuando las veo en el pentagrama, en clave de Sol y en clave de Fa, en clave de lo que sea, no joda. 

Quiero dar clases de actuación y teatro en zonas populares, creo que es hora de que I give back. Creo que estoy lista para enseñar y que empezar a educar a la gente es la única manera en la que garantizaremos que más nunca se monte un Chavecito. 

Quiero confianza y autoestima, un poquito superiores a mis capacidades para que nada me pueda detener. 

Quiero escribir mejores chistes. Más chistes. No es posible que tenga la misma rutina desde 1998. Nop. Things need to change and evolve. 

"If you don't like where you are, move. You are not a tree."